[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Forest
Felizmente adoptado!!!

Todo llega, aunque parezca a priori que no es fácil. No porque el protagonista de esta historia no sea un buen perro, que lo es, si no porque sus circunstancias no son, generalizando, una llamada a la adopción.

Forest llegó a nuestras manos cuando S.O.S. PELUDOS todavía no existía. Entró en nuestras vidas a través de la asociación AVAC. Una de nuestras compañeras lo acogió entonces, ante el riesgo que corría su vida tras su postoperatorio, pero todo fue bien.

Este abuelo, este peludo, es el perro perfecto. Creemos que en otra vida debió ser un camaleón porque es adaptable a cualquier circunstancia, persona o modo de vida. No necesita mucho para ser feliz. Nos dimos cuenta desde el primer momento.

Su vida no fue nada fácil, usado para «divertirse», tiene su pequeño y rechoncho cuerpecito lleno de balines. Aún así, jamás hemos visto un mal gesto hacia ningún ser vivo, gato, perro, persona…..¡¡¡cuánto nos ha enseñado el abu!!!

Muchas fueron las personas que han podido disfrutar de él, de su generosidad como peludo, de su obsesión por las pelotas, por la comida, de su «autismo». Desde Maria Morales, Lylyam Cabañas y Yaiza Rodriguez que fueron sus rescatadoras, pasó a formar parte de varias familias de acogida, las cuales, todas ellas, guardan un buen recuerdo y no queremos dejar de nombrarlas y agradecérselo a Patricia, a Begoña, a Emeline, a Rosa Cano, a Jenny Rodriguez, a Montse Perez y a Aaron Medina, éste su última casa de acogida y el principio de una estabilidad soñada.

Cuando supimos de esta noticia, de que Aaron quería adoptarlo, no pudimos creerlo. Es lo que ansíabamos siempre. La resignación, antaño, no lo vamos a ocultar, hizo mella en nosotros. No entendíamos por qué nadie se fijaba en él, nadie se decidía, tal vez, estaba escrito que lo bueno se hace esperar y que no hay que perder la fe.

Forest se queda en la isla, se convertirá en un lagunero y podremos verlo muy a menudo. Nuestro mister febrero ha conseguido lo que indudablemente se merece: UNA FAMILIA DEFINITIVA Y ESTABLE.

Llegados a este punto, no podemos ni queremos olvidarnos de nombra a Raúl y a Carmen, gracias a ellos encontramos la casa de acogida que necesitábamos para Forest en un momento dado y que pasó a convertirse en su hogar definitivo.

Querido Forest, y a ti qué decirte… Siempre formarás parte de nosotros, de todos y cada uno de los que te conocimos, pero nos alegra enormemente, sobremanera, estar escribiendo este post y poder gritar que finalmente ¡¡HAS SIDO ADOPTADO!!

Gracias Aaron por creer en él, porque no fueran invisibles sus virtudes, porque sea «tu perro perfecto». GRACIAS DE CORAZÓN.

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

3 comentarios

  1. Q fuerte,,y yo por que no me había enterado de esto?, en que mundo vivo?, muchisimas felicidades a SOS PELUDOS por todo lo que han hecho por Forest, es un gran final feliz, de los mejores….

  2. HA SIDO LA MEJOR NOTICIA EN MUCHO TIEMPOOOOOOOO….
    ME ALEGRO DE HABERTE DIFUNDIDO Y SABIA QUE TARDE O TEMPRANO IBA A LLEGAR TU MOMENTO DE SER FELIZ….
    UN ACHUCHON ABU WAPO……TE LO MERECES X LUCHADOR Y BUENO….
    UN SALUDO A TODOS…..

  3. No puedo estar más feliz… Aunque entre todas las casas de acogida le hemos dado mucho cariño al Abuelo, ya le toca su familia para siempre… Enhorabuena porque se llevan una joya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *