[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Beltza
Era puro grelo y su olor insoportable, pero esto era lo de menos

Era una tarde de viernes del mes de julio cuando recibimos una llamada.

La policía local de Los Silos nos pone al corriente de una situación extrema. Un perro lleva más de una semana en una azotea, sin agua, sin comida…

Su dueño fue ingresado en un psiquiátrico y ya semanas antes le habían retirado un perro por tenerlo con evidentes síntomas de maltrato y en malas condiciones. Preferimos omitir detalles.

Nos personamos en la vivienda con la policía y rescatamos al perro. Un peludo negro, de unos 5 kilos, cariñoso, sin grandes miedos, pero con una necesidad afectiva enorme.

Lo trasladamos a dependencias policiales y ahí empezamos a cambiar su vida.

En este período debemos dar gracias a Sara Agrella, a Tete, a 4 Patas, a Yasmina y su pareja y a Candelaria Quirantes, así como a la policía por no mirar para otro lado. Todas estas personas, junto con nosotros, nos hemos implicado en mejorar su vida. Todos han aportado su granito de arena.

Ahora sólo queda que a este peludo cariñoso, inteligente, mestizo de caniche y negro como el carbón y de nombre Beltza, le encontremos el mejor de los hogares y creemos firmemente en que lo conseguiremos.

Se encuentra en acogida aprendiendo las normas de un hogar.

Si estás interesado en adoptarle, escribe un email a adopciones@sospeludos.org[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *