[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Kaiser
Feliz…

Tal vez la vida no sea demasiado justa.

Tal vez ya habías quemado todas esas vidas tras tantos años en la calle, sobreviviendo, al hambre, a la intemperie, a la falta de una caricia….

Pero llegaron ellos, desde Barcelona, buscando una oportunidad mejor.

Y lo primero que hicieron fue descubrir tu colonia y a ti.

Decidieron que querían ayudarte, salvarte y contactaron con nosotros, convirtiéndose en tu casa de acogida, para posteriormente adoptarte y compartir los años que te quedasen a tu lado y sin dejarte atrás, volvieron a su ciudad de origen y tú con ellos.

[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Kaiser
Siempre creyó en ti…

Todo fue bien, te adaptaste, creo que sabías que era tu lugar, tu lugar estaba con ellos, sin importar el dónde.

Pero ahí estaba la suerte, la vida que se transforma en algo que nos aleja de lo que nos gustaría cambiar.

Hoy iban a hacerte una biopsia y valorar si había posibilidad de salvarte….pero ya todo estaba extendido, habías perdido visión y empezabas a no ser tú…

Agradecemos Kaiser a tu familia, que te cuidase por encima de todos los inconvenientes y a ti, por querer vivir y demostrar que los gatos callejeros sois perfectamente adoptables…que la vida se vive, que la vida se pasa y que existen personas que no miran para otro lado, para salvar vidas.

Has sabido lo que es el amor, un hogar, mimos, atenciones, todo lo que jamás debió faltarte y que poco has disfrutado…

Sé feliz al otro lado, salta, revuélcate en la tierra, degusta tus manjares, no hay dolor y desde allí, sigue velando por los que todavía creen que gracias a seres como tú, aprendemos todos los días.

Un abrazo enorme a tus papis y a ti, el más fuerte de los achuchones.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *