[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

perro estresado
Un perro estresado no es un perro feliz

La falta de contacto con personas u otros perros, puede ser una fuente de estrés muy importante para un animal como el perro, de naturaleza gregaria.

El estrés no es exclusivo del ser humano y el peludo puede sufrirlo ante una situación que considera nueva o amenzante.

Falta de ejercicio, juego y estímulos en el ambiente, al igual que las tormentas, los fuegos artifiales, etc, son causas de estrés.

Evidentemente un perro puede manifestar el estrés de formas diferentes:

Hay una serie de manifestaciones que nos permiten ver un claro cuadro de estrés:

Para poder prevenir y reducir esta sintomatología en nuestros peludos, lo primero es identificar la causa que la produce, con la finalidad de reducir su impacto en el perro.

Hay unas recomendaciones generales que pueden ayudar a que el estrés no se apodere de nuestro peludo:

La mayoría de los problemas de comportamiento necesitan bastante tiempo para resolverse.

La paciencia es importante y si no nos vemos capaces, acudir a especialistas que nos puedan ayudar, porque nuestro objetivo debe ser tener un perro feliz, que nos haga felices y hacerlo feliz.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *