[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

audrey
A los pocos días de llegar a la perrera

Cuando empezamos con la difusión diaria de un peludo, no nos imaginábamos que tan pronto diera sus frutos.

Tras dar el pistoletazo de salida con Alba y llegando a Audrey, alguien se interesó por ambas. Se había enamorado y sencillamente, quería adoptar a quien más urgencia tuviese.

Alba y Audrey son muy similares. Sin miedos, alocadas, alegres, con mucha vida que ofrecer y cariño que dar.

Era una elección difícil y tras decirle los pros y los contras de cada una de ellas, Marta, se decidió por Audrey.

Le explicamos que si no lográbamos una asociación que hiciese el pre-seguimiento y el post-seguimiento, no se llevaría a cabo la adopción, pero ella, no perdió la esperanza.

Gracias a Argos y posteriormente a Linda de El Amparo, se logró este final feliz. Estamos eternamente agradecidos por su colaboración, básica y fundamental para que Audrey fuera adoptada.

Audrey, te conocemos desde que todavía eras amamantada por tu madre, una podenco especial, de la que os separaron porque la entregaron a su dueño, un cazador.

Tu, junto con tu hermano Buzzy, erais los débiles de la manada y con respecto a vuestros hermanos, os quedasteis peques, pero grandes en todo lo que aportasteis. Bimbo, Balto y Timi son enormes, Aretha, chiquita, más que vosotros.

[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Audrey
Preparándose para su nueva vida

Pasasteis un duro invierno en la perrera de Buenavista, en donde tratamos de calentaros con mantitas y bolsas de agua caliente, con caldito caliente en el que os mojábamos el pienso.

Estuviste en varias casas de acogida, hasta que Patri se convirtió en tu estabilidad.

Sé que para ella no es fácil esta despedida, pero lo lleva bien, está feliz a pesar de que sabemos que te echará muchísimo de menos.

Enana, te deseamos la mejor de las suertes y estaremos pendientes de ti, en la distancia, velando por que todo vaya bien y que jamás te falte lo que mereces: un hogar, una familia, respeto, amor y atenciones.

Esto sólo es el inicio, por eso, estamos preparando con ilusión esta nueva etapa de tu vida.

En menos de una semana….empieza tu nueva vida.

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *