HANA, una noche de domingo, fue abandonada de la forma más cruel y cobarde. Tirada por la ventanilla de un coche, esta peluda de apenas 6 kilos, salió ilesa de su caída.

Hechos que jamás deberían existir y que están penados por la ley, han dado paso a un futuro feliz.

En seguida Tete, colaboradora y que ayuda a varias asociaciones, la acogió, justo el día después, tras pasar por el veterinario.

Tuvo suerte al fin y al cabo, porque días después logró que una familia se interesara por ella y ahí empezaba su presente y futuro inmediato.

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Hana
Hana y Alejandro, parte de una familia feliz.

Con Alejandro, Nayra, Vero, la niña de la casa y Sam un felino con carácter, se iniciaba su nueva vida.

Enseguida que entró por la puerta de la que ahora es su hogar, parecía que hubiese estado allí siempre.

Nos dejó tan contentos su actitud y por supuesto, la respuesta de Alejandro, que sabíamos que de allí no se iba…y así fue.

Ayyy Hana, te haces querer, te vemos y nos dan ganas de protegerte, de mimarte, de abrazarte todo el rato, porque eres una peluda agradecida, generosa, nada rencorosa y con ganas de ser feliz, felicidad que das y recibes.

O sea que….sólo queda dar GRACIAS y a portarse bien!!![/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *