En un post anterior os informábamos de como esta podenco llegó a nosotros. Un periplo nada fácil pero que con la ayuda de muchos de vosotros ha quedado en el recuerdo.

Tras estabilizarla de sus picos de dolor y fiebre y estar con las fuerzas suficientes para afrontar una intervención, mientras se trata su debilidad en los tercios posteriores, una otitis y una uveitis, así como diferentes pruebas que determinen si padecía o no Erliquia o un cáncer de piel, a través de varias biopsias y extracción de liquido del ganglio linfatico, se descartan tanto el linfoma como el mal de Erliquia, cuyas noticias nos comunican el 7 de mayo.Los resultados de todas las pruebas realizadas entonces, dieron como patología una dermatitis que se empezó a tratar desde el mismo momento.

El día 23 de mayo fue intervenida por primera vez, extirpandole varios tumores mamarios, que por estar bien encapsulados, no fue necesaria la extirpación completa de la cadena mamaria. Se esterilizó, se hizo un lavado de oídos, pues su otitis por malasecia no mejoraba y se le quitó una pequeña verruga que tenía en uno de sus ojos, así como una hernia que herniaba el útero.

rubiaCon esta operación nos dan ciertas noticias que en su momento no esperábamos y que resuelven varias incógnitas al estado de Rubia hasta entonces. A sus temblores, a su pérdida de fuerza en los tercios traseros, a sus picos de debilidad…..Rubia tiene una masa tumoral de la que han realizado una biopsia, que afecta a la columna vertebral y esta pegada a la aorta que es INOPERABLE. Esto le produce picos de dolor y necesitábamos saber si era un tumor benigno o maligno. Los resultados de la biopsia, fueron como un mazazo porque no era justo, que después de luchar tanto y recuperarse, tuviese una sentencia de muerte a sus espaldas.

El 6 de junio el informe de la biopsia arroja que tiene un tumor perianal y que la masa tumoral es metástasis de este tumor primario y que no hay solución. Sólo medidas paliativas, que deceleran el proceso de metástasis a otros niveles y que le procuaran una mejor calidad de vida, pasando por una intervención y extirpando el mismo y un tratamiento quimioterapico.

El 6 de julio, tras muchas valoraciones y reuniones con los profesionales de la Clinica Veterinaria Sabuesos, así como una oncóloga, se decide apostar por Rubia y gracias a Soledad y muchas otras personas, Patricia, Abel, SOS FELINA, personas anónimas, etc, podemos afrontar el coste de lo que esto supone y se decide extirpar el tumor perianal y posteriormente empezar con las sesiones de quimioterapia.

La operación se saldó positiviamente, puesto que ella está bien, animada, apetente y cada vez más comunicativa.

Ayer, 6 de septiembre recibió su segunda sesión de quimio y dentro de todo, podemos decir que está muy bien, pues no hay palpables , salvo por su caida de pelo, otros signos o efectos secundarios.

Nos sentimos muy orgullosos de ella, de su fuerza, su lucha, su alegría, su coraje y su bondad. Porque es capaz de perdonar y volver a confiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *